Bulto Magno

bultomagno_orig

Somos cuatro caminando por las calles de Buenos Aires. Doce de la noche y rememoro aquellos tiempos en los que las previas antes de ir a bailar eran todo un ritual. Nos metemos por la solitaria calle Pasco con La Sala Estudio Apacheta como destino, ahí casi a la altura de Av. Belgrano. Nos habíamos tomado la libertad de no pedir referencia alguna sobre la obra, con añoranza de sorpresa; así que nos consume la intriga ante la desesperante paz que azota Pasco al 600. Llegamos medio a tientas y entre chistes del tipo “Boludo, ¿vos estás seguro que es por acá?”. Un galpón viejo nos mira de reojo: “Es acá”. Un timbre que se nos traba, una puerta que se abre casi instantáneamente, y un antes y un después de cruzar el umbral.

“Favor de dejar su pudor afuera”, debería alertar un cartelito afuera del salón. “Tenga a bien dejar su decoro en casa”. “La producción no se responsabiliza por la pérdida, hurto o disrupción de su sistema de creencias”. Advertencias que, sin duda, debería recibir uno ANTES de entrar al hall. Las mayúsculas no son fortuitas. Si ya estás adentro, ponete a bailar.

Bulto Magno es una bella expresión hacia la obra de Alejandro Urdapilleta. Porque si hay algo que perdurará en el tiempo, es su imborrable huella y sus entrañables personajes. Personajes sombríos, personajes freaks, sensibles y dramáticos; que usa para investigar las más plausibles bajezas de la naturaleza humana y nos invita a la reflexión… siempre desde el grotesco y la comedia. Siempre desde la irreverencia y la puteada a flor de piel. Porque cuando se quiere poner blanco sobre negro, la real academia española SIEMPRE queda corta.

Un delirio. Una gran oda a las creaciones de Urdapilleta. Presentando a 20 excelentes actores y actrices que recrearán a los personajes de este gran genio. Uno a uno irán recitando monólogos inspirados en cada personaje. La obra arranca con una frase que resonará en toda la sala: “¡Viva la mentira!” grita la Carancha. Así, y entre un detallado catálogo ilustrado de conchas y pijas de todos los colores, olores y sabores; en una hora y diez, iremos conociendo a cada uno de estos personajes: La Isadora, la diosa Eurínome (ojo con el contacto visual en este cuadro…), Solange¨Huevon¨ de Bernard, y muchos más. Imperdibles todos.

Pocas veces se puede disfrutar de una obra completa de principio a fin. Bulto Magno lo logra: Actuaciones impecables. Los 20 actores se destacan cada uno con su impronta ofreciéndonos un mar de carcajadas y un mundo imaginario (¿o no tanto?) para escapar un poco de la realidad. Iluminación acorde a cada situación planteada y como era de esperarse: Música bizarra adecuada para cada cuadro. Desopilante, desafiante, irreverente, mal educado, disruptivo, energizante, intempestivo, y ¡qué sé yo cuántas cosas más! Una experiencia única.

El off corrientes alberga excelentes artistas bajo su ala y es muy grato contar con estos espacios y estas obras que nos dejará boquiabiertos, exaltados, alegres y con ganas de seguir riendo un rato más. ¡VIVA LA MENTIRA! y ¡Viva el BULTO MAGNO!


Elenco


Augusto Chiappe
Belen Azar
Belen Spenser
Daniel Wendler
Daniela Echarte
Daniela Nuñez
Florencia Barral
Florencia Colace
Josefa Vergara
Juan Flores
Marcos Gomez
María Eugenia Belavi
Marina Cacia
Martín Goldber
Paola Villa
Rocío Ferrer
Romina Rama Vilariño
Santiago Martin
Tatiana Emede
Victoria Spiner


Ficha Técnica


Coreografía: Andrés Molina
Diseño de iluminación: Leandro Crocco
Sonido: Jonas Etcheverry
Diseño gráfico: Claudia Tapia, Tatiana Emede
Fotografía: Geoconda Zambrano
Producción: Bulto Magno
Supervisión Artistica: Guillermo Cacace, Julieta de Simone, Andrés Molina