Franciscus, una razón para vivir

13124968_852152224917294_8622389641058513834_n

Cualquiera que ya haya visto grandes musicales en Argentina diría que Franciscus no tiene nada que envidiarle a las imponentes producciones traídas de afuera. Siendo ésta la primera incursión de Flavio Mendoza en el teatro de texto y en el teatro musical, no queda duda alguna de que ha puesto una gran cuota de investigación para lograr esta maravillosa entrega; presentada en el famoso Teatro Broadway en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El musical contextualiza la vida y obra de San Francisco de Asís como un relato épico, en paralelo con una situación dramática que transcurre en la actualidad: Una madre (Leticia Bredice) desesperada por la salud de su hijo, y acompañada por su madre (Ana María Picchio) y su ex-marido (Fabio Aste); acude a la fe como refugio. Será su interpretación y relato lo que traerá a Francisco (Federico Salles) y a sus contemporáneos al escenario.

Con una carga dramática in crescendo la obra nos pasea por la diversión y algarabía de un Francisco fresco y joven, hasta el peso de sus últimos días; pasando por la simbólica entrega de Francisco a Dios, la miseria, la formación de la Orden y la gestación de la regla formal ante el Papa. Intermitentemente, entre actos, se hace presente la línea temporal de la actualidad para mostrarnos la evolución del pequeño Francisco, el niño en delicado estado de salud (alternándose por función: Tiziano Ruger, Xavier Nazar Dutka, Joaquín Reficco) y, sobre todo, la transformación de una madre en plena redención que está dispuesta a dejarlo todo por su hijo.

Federico Salles, a cargo de San Francisco, y Florencia Otero, como Clara de Asís, se destacan prístinos y fieles a su basta experiencia, tanto en lo vocal como en lo actoral. Los acompañan, a la altura de las circunstancias, Patricio Arellano, Diego Hodara, Eliseo Barrionuevo y Pedro Velázquez como amigos e incondicionales compañeros de la orden.

Mendoza y su equipo de dirección supieron aprovechar cada espacio del escenario. Incluso por momentos tendrán que mirar hacia arriba de sus cabezas y arriesgo a sentenciar que verla una vez probablemente no alcance para verlo todo. Todo lo que pasa en Franciscus es mágico y de una belleza insuperable. La obra combina una serie de recursos circenses, teatrales, multimediales y musicales en su justa cuota para dar con un producto único.

En esta unicidad, no puede ignorarse la solemnidad del ensamble acompañando cada número. Bajo la dirección vocal de Katie Viqueira, coreografía de Facundo mazzei y dirección musical de Federico Vilas, el espectador será testigo de una notoria muestra de esfuerzo, dedicación y talento por parte del ensamble; así como de una inigualable visión artística y cultural en la dirección.

Párrafo aparte merece la dirección actoral de la mítica Norma Aleandro, que logra sublimar exitosamente el drama que supone la línea temporal actual y su transición con el relato épico.
Sin duda alguna Franciscus será un gran éxito de la calle Corrientes y, seguramente, sentará el precedente necesario para que más productores se animen a lanzar superproducciones de este calibre en la industria nacional del entretenimiento. Es evidente que los medios y el talento no son limitantes en esta empresa. Solo queda, como grato espectador, hacer expreso el deseo de un tour nacional para que todo el público pueda disfrutar de FRANCISCUS, UNA RAZON PARA VIVIR.


Ficha Técnica:

DIRECCIÓN Y PRODUCCIÓN GENERAL: FLAVIO MENDOZA
DIRECCIÓN ARTÍSTICA: NORMA ALEANDRO
CO DIRECCIÓN: MAXI VECCO
DIRECCIÓN ARTÍSTICA RESIDENTE: OSCAR FERRIGNO
CONCEPCIÓN Y GUIÓN ORIGINAL: ALEJANDRO G. ROEMMERS
DIRECCIÓN Y PRODUCCIÓN TÉCNICA: ARIEL DEL MAESTRO
DIRECCIÓN MUSICAL Y MÚSICA ORIGINAL: FEDERICO VILAS
DIRECCIÓN VOCAL: KATIE VIQUEIRA
COREOGRAFÍA: FLAVIO MENDOZA / FACUNDO MAZZEI
DISEÑO Y REALIZACIÓN DE VESTUARIO: MANUEL GONZALEZ
DISEÑO Y REALIZACIÓN DE MAQUILLAJE: JUAN MANUEL PONT LEDESMA
ESCENOGRAFÍA: LILI DIEZ
PRENSA: ANITA TOMASELLI / PABLO TOMASSELI