Tango Corrupto

13000148_843836215748895_2925282180135296070_n

3 premios ACE. 5 Premios HUGO. Lajad. Guida. Colavita. Panno.
Con estos datos debería ser muy simple descubrir que TANGO CORRUPTO es un éxito asegurado.

Una vez que dan sala y bajás las escaleras del histórico PETIT TABARÍS ya se puede sentir que hay un poco de magia en el aire. Nos sentamos ansiosos, chusmeando el programa de mano. Leyendo cada biografía artística, para que los minutos pasen rápido. Se hacen las 22.30. Segunda función agotada… y apagón:

Hace así su entrada La Falsa Orquesta de Señoritas ¨La Desvelada¨, con dirección musical de Romy Terzo, iniciando una pequeña obertura para dar pié a que Oscar Lajad (el Trovador Canoro) salga de entre las sombras y se pare firme sobre el proscenio.

Suenan los primeros acordes de una melodía que cuesta distinguir pero se sabe conocida. Solo hasta que Lajad con su gran registro, tesitura, color, ternura, y sobretodo esa voz de tanguero de alma; pronuncian las primeras estrofas de una versión IMPECABLE de Fiesta, de la mismísima Raffaella Carrá.
Entramos en una especie de juego. Se pueden escuchar los susurros del público tratando de adivinar las canciones que van sonando a lo largo de la obra. Es que TANGO CORRUPTO tiene como concepto presentar CANCIONES POPULARES REIVINDICADAS AL COMPAS DE 2X4.Con toques de Stand up. Lajad empieza a contarnos pequeñas historias que irán dando paso a la canción siguiente.

Expectantes con lo que pasará luego. Entra en escena un gran y maravilloso Bailarín, Sebastián Colavita, el rey del firulete. Con su traje impecable, sus lustrosos zapatos y unos osados movimientos que harán soltar suspiros a lo largo y ancho de la sala. No merezco adelantar más, porque mis palabras no bastarían para hacerle justicia.

Risas, aplausos y hasta lágrimas se apoderan de varios números musicales. Como una vertiginosa travesía nostálgica por el pasado, guiada por el relato. Y como si no fuera ya suficiente, para darle un toque más de elegancia, profesionalismo, y ganas de que no termine más; entra con su frescura y ese pelo rubio que la caracterizan, la IMPECABLE Sandra Guida: Silencio absoluto y una admiración que se respira en el aire. Ella, la calandria de Santa Lucia. Sinónimo de GRANDEZA. Apoyada sobre una de las columnas del escenario nos interpreta una versión SEXY, EXQUISITA de Gilda (ya ustedes se imaginarán cual). Una vez más Sandra nos demuestra su capacidad y versatilidad sobre el escenario.

¨Canciones populares¨ podemos leer en el programa de mano. Es así: 78 minutos de innovación, profesionalismo y evidente amor por el arte. Tango Corrupto es de esas obras que te dejan una marquita en el corazón. Una sonrisa desde que entrás hasta que salís. Es una fiesta para el alma. Quizás no apta para CONSERVADORES, como reza Pablo Scholz en su apreciación de la obra.

Párrafo aparte para La Falsa Orquesta de Señoritas ¨La Desvelada¨, que, con tan solo 4 instrumentos le pusieron el alma a todas las canciones, y mucha alegría a la obra. Adaptándose a los chistes por parte de los actores y formando parte esencial de este maravilloso espectáculo.

Con dirección del talentoso e inefable Julio Panno, quien nos sorprende año a año con sus grandes creaciones; Tango Corrupto llegó para quedarse. Porque el público se renueva. Y porque es preciso que nadie se prive de esta experiencia.


FICHA TÉCNICA:
Dirección Musical y Piano: Romy Terzo
Bandoneón: Julia Peralta
Violín: Carolina Rodríguez
Contrabajo: Nicolás Fernández
Arreglos Musicales: Gustavo Calabrese
Arreglos Vocales: Sandra Guida
Coreografía: Sebastián Colavita
Diseño de luces: Julio Panno
Arte Gráfico: Julio Panno y Lucia Molina Portela
Operador de luces y sonido: Adrian Rivarola
Fotografía: Florencia de la Vega
Vestuario de Oscar Lajad: Alberto Mauri
Stage Manager: Miriam Costamagna
Prensa: Anita Tomaselli
Producción Ejecutiva: Florencia de la Vega
Idea: Oscar Lajad y Julio Panno
Dirección: Julio Panno
Productor Asociado: Juan Iacoponi